Por Viviana Ávila Alfaro

Será un verano rico, dijiste. Te quiero, dijiste. Tengo por fin un lugar, dijiste. Que la luna, el sol y las estrellas, dijiste. Que el espacio sideral, dijiste. Que tu voz, dijiste, que tu cuerpo, dijiste. Que tu pelo, que tus manos y tu primavera, dijiste. Que te extraño y que ven que mi cama. Que te regalo la luna y a ella déjala donde está que dioses no somos y que no ando pa cariños malos, te dije. Que las palabras se las lleva el viento, te digo. Que me quiero más a mí, solcito.

No Hay Más Artículos