Escrito por Palomitz

Era mi primera vez en tinder, enganchamos altiro…los 2 separados y con hijos chicos, la misma onda, harto en común. Nos juntamos después de un día de hablar, fue la mejor primera cita de mi vida…vinito, comida rica, buena conversación..todo un príncipe…Al día siguiente hablamos todo el día por whatsapp, a los dos días fuimos al cine y a la semana yo ya estaba alojando en su casa, con regalos incluídos para mí y para mi hijo y con copia de las llaves de su casa.

Las conversaciones eran eternas, al igual que las atenciones y el único cuestionamiento era por qué no nos conocimos antes y tuvimos que pasar tantos sufrimientos separados.

A las 3 semanas fue el primer día que no me llamó en la noche, y así fue de a poco, después de fue saltando 2, 3 días, etc. Daba excusas de pega, de enfermedad y otras. Un día ya me dejó de llamar, y 2 días después me dejó de contestar.

Cada vez que le pregunté si quería dejar de hablar conmigo me dijo que no, que sólo era un problema de tiempo y que estaba haciendo todo lo posible por volver a vernos…hasta el último día que me contestó.

Esta es mi forma de despedirme…nunca entendí qué pasó, sólo me hubiese gustado devolver las llaves y darle las gracias por hacerme sentir una reina al menos tres semanas..pero no fue posible, nunca más contestó ni el teléfono ni los mensajes.

No Hay Más Artículos