Escrito por Wuivre

A tu ex le gustaban los demonios, el alfabeto élfico, usar ropa negra y púas, escuchar Opeth, música clásica y black metal. Le gustaba el bondage y los golpes.

Yo no era así y no te gustaba. Empece a usar mas ropa oscura y maquillaje, a oir su música, a ser más darks. Te dejé amarrarme, golpearme…Te dejé destruir mi esencia y dignidad porque creí que eso era amar. Pero me dejaste dos veces de todas formas.

Después te odiaba, odiaba tus manos en mí, tu “te amo” hipócrita, pero me dominaste al punto de no poder dejarte. Hasta que alguien me convenció de valorarme más, de no perder mi dignidad. Esa pequeña esquirla de amor propio que quedaba se me clavó en el corazón, te llamé y nos juntamos donde siempre y te dije que todo terminó.

Han pasado 5 años de eso, soy mas similar a quien fui, pero quedan secuelas de él en mi aún. Solo el tiempo dirá si es permanente

No Hay Más Artículos