Escrito por Anónimo / Ilustración por Paula Sosa Holt

La primera vez que me sentí atraída a una mujer, tenía no más de 10 años. Era una amiga, mi vecina, nuestras familias se conocían.

Pasábamos todo el tiempo que podíamos juntas, yo la amaba, amaba el tiempo con ella, nos tocamos una vez, sin saber realmente. Se cambió de casa y nunca más la volví a ver, tenía 11.

El 2011 nos encontramos con nuestras familias en un restaurante. No éramos las mismas, olvidamos quienes fuimos juntas, un saludo y despedida fría. Yo sigo pensando.

No Hay Más Artículos