Escrito por Clementine

-Pero weona, por qué lo saludaste? Me dijo mi amiga cuando le conté que te había deseado un feliz cumpleaños.

¿Por qué lo hice? Pucha, no sé. Era tu cumpleaños y se me había olvidado completamente, pero Facebook siempre está ahí para recordarte lo que tú quieres olvidar. Y estabai ahí, en los primeros amigos de mi chat porque por alguna razón, aunque no hablemos hace muchísimo tiempo, estás ahí de los primeros.

Te saludé po, lo hice porque me nació, porque lo sentí y tuve que hacerlo. Y me importó poco y nada que tú no me hubieras saludado para el mío hace un tiempo atrás. Me importó muy poco el daño que me hiciste, lo destruida que me dejaste, las noches en que me quedaba dormida llorando esperando alguna señal tuya.

Yo te quise caleta, te amé hasta que me dolió muchísimo. Pucha que hubiésemos sido lindos juntos. Pero eso ya fue, y de verdad que estás en el pasado, ya no me gustas, ya no tengo interés en saber con quién andas, si estás con alguien. Sólo me importa que estés bien y que seas feliz, nada más. Y te ves feliz, lo veo en tus ojitos chinitos, esos mismos que recuerdo sonriéndome después de un vinito.

Me acuerdo de tus ojitos hace un tiempo, no hace mucho. No nos veíamos hace caleta, nos topamos en un carrete y la vida se detuvo, estábamos solo tú y yo y el resto no existía. Y lo veía en tu mirada, y sé que tú también lo notaste por la forma en que me observabas. Una complicidad inevitable, mil recuerdos, sentimientos y emociones. El primer beso, el que los dos esperamos por meses. Los besitos después de un vinito. Los abrazos en tu cama. Los besitos en la cabeza. Tu mano y la mía entrelazadas. Los bailes descordinados de reggeton.

Y de repente todo se oscurece y los recuerdos no son lindos, me duele un poco la cicatriz que dejó tu paso por mi vida, por mi corazón. Y de repente me veo ahí, sentada en mi cama llorando, yo enojada contigo, tú pidiendo perdón, diciendo que me querías. Yo diciendo “ya no más” y cayendo de nuevo en tus brazos. Eras mi droga. Te extrañaba, y cuando necesitaba mi dosis de ti ahí estabas, pero cuando el efecto se acababa necesitaba más y más de ti, pero tú no de mí. Pucha que te quise.

Supongo que en la vida hay ciertas personas que de alguna manera siempre estarán en tu corazón. Personas que te marcan de alguna forma, personas que en algún momento significaron mucho para uno. Tú eres una de esas personas, de esas que voy a recordar con nostalgia cuando sea viejita y le cuente nuestra historia a mis nietos. Por eso te saludé, porque fuiste lo mejor y lo peor al mismo tiempo. Porque me hiciste volar extasiada por el cielo, para luego dejarme caer así sin más. Porque te veía y mi corazón latía descontrolado. Porque fuiste mi mejor droga.

Por que sí, hay personas que quedan por siempre en la memoria. Las ves y recuerdas todo, pero solo eso: recuerdas, porque simplemente no puede ser. Y no estábamos destinados a ser, pero aún así, fuimos.

No Hay Más Artículos