Escrito por La niña del tatuaje de la cámara / Ilustración por Gianina Salazar

Domingo 16 de Abril,

Hoy día es tu cumpleaños y he estado todo el día tratando de que no se me escape una lágrima (no puedo porque no quiero que mi papá me vea así).

Me acuerdo hace dos años cuando solo éramos amigos virtuales y tu me invitaste a tu cumpleaños, yo por supuesto me hice de rogar y al final no fui porque estaba lloviendo muy fuerte, tú me insististe mucho, yo lo único que quería era ir. Un año después estoy aquí, recordando cuando fuimos pololos hace poco y hablábamos de qué harías para tu cumpleaños, tú me dijiste que querías celebrarlo solo conmigo porque mi teoría de celebrar solo con la gente necesaria te parecía totalmente acertada y porque los dos somos personas de pocos amigos y nos teníamos a los dos. Queríamos hacer una semana entera de celebración, ir el lunes al cine y comer nachos con queso, ir al museo, salir a tomar micheladas como siempre, salir a bailar y volver a dormir acurrucados. El domingo, hoy, estaríamos todo el día acostados jugando en tu imaginaria consola y comiendo pizza. Recuerdo mucho todo esto porque tenía muchas ganas de hacer los panoramas más entretenidos para ti, quería que fueras feliz y yo ser parte de él.

Hoy estoy a mil ochocientos kilómetros lejos de ti, tu no quieres saber nada de mí y nosotros sin hablarnos nunca más.

No Hay Más Artículos