Escrito por Camilu / Fotografía por Alejandra Fajardo

Tinder, Tinder, Tinder, nómbralo tres veces y descargalo, no pierdes nada, te sube el autoestima, conoces gente y quizás quizás encuentres el amor. Como yo.

Yo vivía con mi ex y después de terminar una relación donde me sentía ahogada, frustrada, engañada y con el autoestima por el suelo. Una conocida que por esos días que usaba Tinder, Badoo y demás, me dijo “weon descarga Tinder y tírate a cuanto weon te dé match” pero lo sentía tan apurado, mi ex se había ido recién de la casa y yo ya había tenido Tinder hace años, pero jamás me junte con algún mino, por miedo o por la nula capacidad que tenía según, yo para tener sexo casual. Así que lo pensé y la descargué.

El primer día puros pasteles y weones queriendo tener sexo por whatsapp cuando de repente aparece él, con cara de mino malo y rudo, tatuajes, piercing en el labio, rico, barbón y de ojitos lindos. “Me gusta pero nicagando me va a dar like” pensé, corazón para ti y me habla al minuto 0, yo en ese momento no lo sabía, pero 4 hrs antes él me había dado like.

Todo comenzó con un “Hola Camila, cómo estás?”. “Quemada y tú?”le respondí, gracias playa por darme el inicio de una conversación que duró horas. Al rato de hablar por tinder, le di mi whatsapp, seguimos hablando de todo. Me gustó desde el principio, desde la foto del like y la primera risa, “me caso” nos decíamos cuando teníamos algo en común.

A los casi tres días de hablar por whatsapp lo invité a salir, lo quería conocer antes de entrar a trabajar después de mis vacaciones, fuimos a una tocata de rock instrumental y a bailar.. en el camino nos soltó “yo no bailo nada, no sé bailar”.. “No te preocupís” le dije, “yo te enseño” y me reí pensando que era broma, llegamos a la disco, conversamos, fumamos y a la pista de baile, antes nos pedimos los cover de la entrada, lo que yo no sabía es que por alguna razón tenía un virus estomacal de proporciones bíblicas, me tomé una piscola y me sentí fatal.. y él de verdad no sabía bailar.Recuerdo que le dije “bueno algún otro talento debes tener”.

Al otro día tenía náuseas y vómitos y no sabía porqué. Él se vino conmigo y una amiga a mi casa, y cuando ella se fue nos quedamos solos. Nos besamos y no pude hacer más, me sentía fatal y no sabía si por que mi ex se había ido hace poco de la casa o por las náuseas que iban y volvían.. atento como él solo me quería acompañar. “No te preocupes, tengo ir donde mis papás, ahora te paso a dejar a tomar el bus.”. Cuento corto, no tiramos esa primera vez, pero si a la segunda… y de ahí no paramos.

No nos amamos con locura desde el inicio, debo admitirlo. Los dos solo queríamos webiar con otras personas, quedamos como tiramigos.. pero con el paso de los días y las veces que nos veíamos.. más me gustaba.. Sí, me metí con otros weones mientras dejamos en claro que “yo era la mujer más libre del mundo” y él también con otra mina, hasta que ya no quería estar con nadie más. Él sabía todo de mi, así que cuando le dije “quiero cerrar las piernas un rato”, su respuesta automática fue “A mi no me las cierres” me sorprendió, “lo mismo tendrías que hacer tu, si no, no sería justo” le dije, pensando que me diría algo como “estás loca, eso es tema tuyo”.. Pero no, me dijo que si, que solo tiraría conmigo. de eso ya va mas de un mes y medio..

Hasta ahora todo va casi perfecto, nos casamos en enero.. broma. Aún no sabemos si realmente nos casaremos o cuánto vamos a durar. Me enamoré tanto que siento que esta historia que quizás no es graciosa y hasta que puede ser latera, pero quizás puede servirle a alguien para dar el paso que hace falta y arriesgarse, nosotros nos arriesgamos: yo con el mino rudo y barbón que no tenía nada en común conmigo y él con la mina que parecía de su onda pero no lo era.. resultó ser todo lo contrario. Queremos hacer muchas cosas juntos, tenemos tantos planes. Ahora lo tengo en frente tomando su siesta de viejo y quizás con la duda de qué cresta llevo haciendo en todo este rato.

Me encantas, con pan tostado de jamón y queso a las 4 am.

No Hay Más Artículos