Escrito por María José García / Ilustración por Camila Esparza

Hoy le escribo a la libertad y a su manera de andar.

Qué vivan los besos prohibidos por la sociedad y aquellas sonrisas incompletas que se esconden bajo la luna y que el sol no alcanza a ver.

Qué vivan los pies con sus pasos temerosos por ser escuchados, vivan los sueños de tus ojos amados.

Qué vivan los corazones rebeldes luchando por amar hasta el final.

Qué vivas tú y qué viva yo, qué vivan todos por parecer lo que no son.

No Hay Más Artículos