Escrito por Ena / Ilustración por Féfe (lalalá)

Son las 3:50 am de un martes cualquiera del 2016 y bueno, hace poco menos de 20 minutos las acabo de cagar y hace poco menos de 20 minutos me he dejado de mentir con algo que sabía desde hace mushosaños, pero por hacerme la progre, la súper superada, no había podido asumir que lo único que buscaba en cada mensaje que le respondía a mi ex era un: “sí, Gaby, no te puedo olvidar, eres la única en la que pienso cuando despierto y cuando me duermo” y bueno todas esas mamonerias que en el fondo son para adornar un te quiero conmigo o algún sentimiento parecido.

Ahora yo, Gaby del presente, asumida y lúcida (al fin) me pregunto: “¿qué chucha pretendía esos tres años esperando a que me respondiera algo parecido si en ningún momento (de lo que me acuerdo zii) pensé en volver con él?. O sea, los primeros seis meses sí jeje. Y la verdad no encuentro respuesta, ¿falta de amor propio? ¿estrechez de corazón? Saaa AONYI. Podría seguir nombrando cosas y nada me deja absolutamente conforme, sólo sé que esperaba que el se quedara pegado conmigo de por vida mientras que yo seguía mi vida tranquila, asegurándome que nadie más fuera importante para él. Pero aquí me tienes, ofreciéndole sexo casual a mi ex siendo que tengo pareja.

Perdón Gaby, pero ya lo tengo que olvidar.

Perdón Gaby.

Perdón por sentir tanto, a veces se me va de las manos y cuando no hay vuelta atrás me doy cuenta.

Perdón Gaby.

Perdón por creer que en tu ex sólo buscabas sexo, ignorando que en verdad buscabas la valoración de él.

Perdón Gaby.

Perdón por no ser honesta con tu pareja, es que… ¿sabes? Ni yo sabía lo que ocurría.

Y perdón Gaby.

Perdón por no valorarte lo suficiente para que otros lo tengan que hacer por ti. Él no te conoce más que tú a ti.

Y gracias Gaby, gracias por parar a tiempo y darte la oportunidad de amar de nuevo, ¡ámalo como crees haber aprendido con él! Ámalo sin miedo, sin mentiras, sin ataduras. Ya que me mostraste el infinito adentro de tu mirada, como dijo el nanito stern. Después de todo, sí era falta de amor al parecer… A partir de hoy me despido para siempre de ti.

No Hay Más Artículos