Escrito por Fló / Imagen por Catalina Bodoque

 La última vez que dije “te amo” lo escribí en un papel.

La vez anterior, lo dije bien bajito.

Ambos amores terminaron y nunca sabré si me amaron como yo a ellos. Quiero pensar que pude leerlo en sus gestos, sus miradas- porque ese último amor, él sí que me miraba como nadie lo ha hecho.

También pienso que nunca nadie podría amarme como yo lo he hecho. El amor se me sale por la boca, por los ojos. Me consume y se vuelve insoportable. Me vuelvo insoportable y no sé qué hacer con él.

La última vez que dije “te amo” lo escribí en un papel. No sé si fue leído, quemado. No sé si me amaste. Me gusta pensar que sí, a pesar de todo.

No soy buena para arrepentirme de las cosas y menos de haber elegido estar con alguien y menos contigo. Las cosas hubieran terminado igual, aunque quizás antes o después.

Antes me dijeron “te amo”, pero yo lo dije primero, con miedo, miedo a que te arrepintieras. Y así fue. No me acuerdo si después de eso te dije “te quiero”.

Le tengo miedo al amor porque no lo puedo controlar. Le tengo terror, pero amo igual. Because there is no limit, no limit, no limit to my love.

No Hay Más Artículos