“Llevo tres años enamorada y en ese camino me he dado cuenta que el amor no es solo felicidad. Es compañía y apoyo” dice Valentina Pérez, estudiante de fotografía. Su sueño es ser fotógrafa de matrimonios y, por eso, no lo pensó dos veces y eligió fotografiar parejas.

En las fotos busca que se vea cómo se abrazan, se toman la mano y se miran. Encuentra que pasa algo mágico porque ella les pide que se miren y conversen, y terminan recordando algo y riéndose. “Al final es como si yo no estuviera ahí” dice.

Valentina abre cupos todos los domingos para fotografiar parejas que se aman. Los interesados en retratar su amor pueden enviarle un correo electrónico a valentinabirdwork@gmail.com 

No Hay Más Artículos