Escrito por Anónimo / Ilustración por Hola Nico González

Confieso que he mandado hartas historias y esta es la única de amor que tengo para contar. Primer semestre de universidad, todavía adolescentes y con la emoción de conocer un mundo nuevo. Yo pololeando como toda la vida desde que tengo 15, piola, media ñoña, media confundida con mi vida y odiando la carrera desde el comienzo. Él, compañero mío, adolescente, mala onda.

Nos odiábamos, nos tirábamos mierda cada vez que podíamos, nos íbamos juntos a la casa porque no tenía más compañeros que vivieran en la periferia de Santiago y siempre me terminaba arrepintiendo. Compartíamos, sin embargo intereses como con nadie, problemas, experiencias. Me empezó a gustar pero nunca me di cuenta, siempre que pensaba en él tenía mezclas de sentimientos y me hacía la weona.

Un día salimos con mi grupo de compañeros y él estaba, fuimos a bella y nos curamos. No sé en qué momento estábamos corriendo por la calle, nos metimos a un condominio, corrimos de la alarma, fuimos a una disco y hubo un casi beso. Después nos fuimos con mis compañeros, caminamos y nos sentamos en el paseo Bulnes, ya amanecía.

Lloré porque no quería hacer nada malo, hablamos horas y me devolví a mi casa pensando que era una de las noches más importantes en temas de amor que había tenido en la vida, casi como el primer beso, la primera vez y esas cosas que en mi caso fueron terribles. Desde ahí las cosas cambiaron, terminé mi relación porque ya no podía seguir con eso, sufrí porque era pendeja, lo intentamos en un momento y nos dimos un tiempo para pensarlo, terminamos, nos odiamos y al final resultó.

La historia todavía no tiene un final, estamos bien, han pasado años, crecimos juntos y aprendimos a amarnos con paciencia . No todo lo que empieza mal sigue así, a veces las cosas cambian. Es solo darse la oportunidad para crecer y avanzar. Mis recuerdos de la universidad son casi todos una lata pero igual agradezco la experiencia, porque me encontró a la persona con la que quiero estar toda la vida.

No Hay Más Artículos