Escrito por D

Esta es una historia muy corta la verdad, ya que todo pasó muy rápido, pero así tal vez me logre liberar de esta confusión.

Todo comenzó el segundo semestre del años pasado. Me había echado un ramo, por lo que tenía que retomarlo. Todos eran más jóvenes que yo, a excepción de unas personas, entre ellas una chica de 26 años; delgada, bajita, con facciones muy finas y con cara de niña, yo creía que tenía 19 o 20, pero no me animaba a hablarle ni sabía cómo acercarme, hasta que un día en un laboratorio ella me pidió prestado mi netter (atlas de anatomía). Se lo presté, pero después de devolvérmelo me lo pidió de nuevo. Reiteradas veces y yo solo le ponía caras.

Al salir me preguntó si estaba enojado por haberme molestado tanto y yo le dije que no, nos despedimos y esa fue la primera vez que hablamos, al llegar a mi casa usando hasta las cartas del tarot para saber cómo se llamaba (weonamente no le pregunté). Al día siguiente una amiga de ella me agrega y me manda una solicitud de amistad de ella, y al ver sus fotos con que ella sale con un tipo alto y medio calvo. Ok, debo saber todo de ella, y un día le hablé por face, hablamos por horas y por ahí me enteré que tenía 26 y que estaba pololeando, pero, su relación no iba nada de bien, que le fue infiel con una compañera de trabajo de ella, que habían terminado por un tiempo, pero ella lo perdonó y volvieron por ahí esos días de junio, pero que su relación no iba como esperaba, no confiaba en él, no lo veía nunca, etc, etc, etc.

Desde ese día comenzamos a compartir mucho, mas de su parte que por la mía, yo siempre la encontré muy atractiva, además era trabajadora, estudiosa y encantadora. Cómo no encantarse con una mujer así, los días pasaban, y cada vez éramos mas de abrazos, más de piel, más confidentes el uno del otro, y un día de estos hablando de temas de universidad salió el tema de nuestras compañeras y que una de ellas me encontraba lindo (debo acotar que no me creo el cuento de ser un mino tipo Brad Pitt, ni mucho menos ser canchero) pero ella menciono que yo estaba (la niña que me encontraba lindo) estaba ocupado, remediando a mi compañera. Seguimos hablando del tema pero de forma más a la chacota ella se manda una revelación, que si no estuviese con su pololo me jotearía feliz, y yo más contento que perro con dos colas porque ella me gustaba mucho a pesar de nuestra diferencia de 4 años.

pasaron los días como si nada, hablábamos mucho, un día nos acostamos en el pasto en Almagro los dos solos abrazados, y ambos nos habíamos dicho porqué nos atraíamos el uno al otro y me contó que ella me había visto antes en la u, me vio cruzando la calle y que traía un abrigo negro. Le preguntó a sus amigas de quién era y le pidió que le ayudaran a saber mi nombre (y cuando me pidió el netter era para hablarme) y me contó de por qué le gustaba; por como me vestía, que me encontraba atractivo y muy respetuoso y a ella, por que era muy bonita, trabajadora, encantadora y muy muy cariñosa.

Le pregunte que si pudiésemos estar juntos que si se la jugaría por mi, y ella me responde que sí. Pasó una semana y su pololo vio su conversaciones de whatsapp conmigo, y ella le contó la verdad de que yo le gustaba y el muy cara de raja se sintió ofendido y decepcionado siendo que él le fue infiel con una compañera de trabajo, y que lo de ella fue peor porque lo de él fue de caliente y lo de ella era porque yo le gustaba y habían sentimientos de por medio.

Terminaron y ella muy triste me contó lo que había pasado y lo que hablaron. Pasó el tiempo y tuvimos una prueba en la cual apostamos a quien le iba mejor y gané yo, y le dije que podríamos besarnos, y ella accedió super emocionada y un poco nerviosa porque hace tiempo no daba besos apasionados y menos con alguien menor.

Justo ese día él le pide a ella que si podían hablar y ella le respondió que sí, me escribió por whatsapp, y me dijo que no le hablara por un par de horas por él venía a su casa y para que no pelearan por mi intervención. Ella me avisaría cuando él se fuera, no me llamó ni me escribió. Al día siguiente le pregunté que es lo que había pasado y ella me respondió: “volvimos”. Yo le respondí de por qué había vuelto con él, si tanto malos ratos le hizo pasar. Ella me responde, que a mi me quería mucho y que sus sentimientos eran sinceros, pero estábamos en ondas distintas, ella en un par de años quería ser mamá y que ellos tenían planeado irse a vivir juntos en junio de este año, pero que él se la cagó y desde ahí ella desconfiaba mucho de él, a pesar de que volvieron esa vez. Y que cuando terminaron la segunda vez, ella se sintió muy sola y se dio cuenta que todavía lo quería.

Luego me contó cuando ella estaba mal y aparecí yo que según ella cuando alguien está mal y ella alguien que quiere ofrecerte cariño y que además ese alguien es bueno es muy difícil no sentirse atraída por él, pero que jamás se imaginó que sus sentimientos serían correspondidos. Después me dice que deberíamos dejar de hablarnos para así olvidarnos el uno al otro.

Me sentí muy mal, me sentí como si una puerta de escapatoria se tratase, que si me hubiese usado para escapar a sus malos momentos. Le pregunté por qué me ilusionó si en el fondo siempre quiso estar con él, por qué me dejaste mostrarme para luego decirme que jamás lograríamos estar juntos. Yo no soy alguien muy demostrativo, ni con amigos ni con familia, soy un tanto frío por así decirlo, entonces cuando me gusta alguien trato de mostrar mis emociones y sentimientos de la forma más transparente y créanme que eso a mi me cuesta.

Ella me pidió mil disculpas, que jamás esperó que esto resultara y que tampoco terminaran así. Le pregunté de nuevo si sentía realmente algo por mi, y me dijo que sí que yo le gustaba pero si estar conmigo significa no estar con su pololo, entonces preferiría olvidar todo esto. De nuevo me pidió disculpas y que ella no iba a interferir en mis futuras conquistas (como si las fuese a hacer en el futuro, porque les repito; no me gusta andar joteando por ahí) yo en un momento no entendía por qué. Estuve soltero dos años y termine igual de confundido porque mi “ex” no me dio ninguna explicación clara y ahora ella también se iba si que yo hubiese hecho algo malo.

Me quedé con la ganas de todo y con las manos vacías y sin ella. Todavía me da vueltas en la cabeza este asunto porque todavía me gusta mucho, todavía la quiero mucho. No he hablado con ella hasta hace poco en el que le escribí un hola en Whatsapp, pero ella no me responde…

[mr_rating_form]

No Hay Más Artículos