Escrito por Anónimo

Comenzó en la educación media con un beso mientras daban los Simpsons en la tele, y él terminaba de grabar un juego para playstation 2 en mi computador.

Dos años juntos, cinco años separados: Él en Valparaíso, yo en Santiago; él ingeniero, yo profesora. Con todas las diferencias, los kilómetros y el final que tuvo hace unos meses, puedo decir que volver a tener un amor tan inmaduro, único, especial como el que tuve con ese muchacho de pelo largo, no lo volveré a tener con nadie.

Aún espero volver a esa ciudad de colores rodeada por el mar.

[mr_rating_form]

No Hay Más Artículos